Acerca de los elfos en Crune

¡Salve, oh habitantes de la Choza!Aquí andamos una semana más embarcados en una vorágine de acontecimientos que han sacudido la blogesfera rolera y más allá. Me refiero al asunto que ha rodeado la cancelación de Telperion, finalmente todo quedó en un conato de cierre que no pasó a mayores. Me alegro muchísimo de poder volver a escuchar a los chicos de Telperion todos los miércoles.Hoy a las 20:00 vuelve el rol a la radio: http://radiotelperion.blogspot.com/
Bueno, una vez comentado esto, vayamos al artículo que nos ocupa, una pieza más del trasfondo de nuestra siguiente partida de D&D:

Acerca de los elfos en Crune

Huyendo del holocausto de Navaure, así llegaron los elfos al Condado de Crune, gran parte de los exiliados de aquel nefasto episodio de la historia arribó hasta el Condado cruzando las que luego serían denominadas como Cordilleras del lamento. Navaure, una gran extensión de terreno que había pertenecido al pueblo elfo desde el principio de los tiempos, fue asaltada por un gran poder sin nombre, que la destruyó desde su interior, desatando energías que la magia élfica no podía combatir.
Muchos murieron en los primeros días, presas de un horror incontenible, otros tantos huyeron rápidamente, buscando auxilio en las naciones vecinas.
Cuando una legación de emisarios elfos llegó hasta las murallas de Clenarco, la población cayó presa de un miedo irracional, generado por las habladurías que auguraban que la aparición del pueblo élfico acarrearía las más grandes desgracias a quienes los cobijaran.Pese a las primeras reacciones airadas, el Conde Sextus II , el abuelo del actual regente, consultó a los oráculos de Leuden, lo que sucedió tras las murallas de la ciudadela del hechicero quedó entre el Conde y los augures, pero aún hoy circulan rumores que apuntan que los adivinos presagiaron un gran mal, presagios que el Conde Sextus,cegado por las riquezas ofrecidas por los elfos, desestimó.

Pese a lo que pudiera parecer, los elfos se aclimataron rápido a la nueva situación, creando sus primeras viviendas entre el resto de los súbditos y comprando numerosas parcelas de terreno aledañas a la capital. Estas tierras tierras de cultivo experimentaron un desarrollo sin precedentes, auspiciados por las avanzadas técnicas de agricultura de los elfos, entre los que se incluían los intrincados canales de irrigación, o el arado de vertedera. Estas mejoras fueron gratamente recibidas entre las clases agrarias de la zona, que estrecharon lazos con la comunidad élfica con mucha rapidez.
Conforme los refugiados prosperaban, fueron recuperando su antiguo modo de vida, se crearon los primeros baños públicos o hilaeri, como son denominados en la lengua élfica. 
  "Síii, casas de baño élficas mixtas, mira que os gusta picarones...."

Junto con las casas de baño, aparecieron también las nuevas viviendas construidas al estilo élfico, florecieron los jardines en los patios interiores donde se celebraban fiestas en torno a la poesía y la música de los dulces instrumentos de Navaure.

Con el paso de los años, muchos elfos comenzaron a desarrollar su actividad como artesanos,manufacturando pequeñas obras de arte que pronto fueron objeto de comercio, exportando muchos comerciantes las apreciadas ánforas élficas, capaces de mantener los alimentos durante meses.
Los elfos se habían asentado completamente en el Condado, lo cual les convertía en presas fáciles para aquellos que deseaban erradicarles, pronto el mal que destruyó Navaure entró en Crune.
Los más oscuros deseos y anhlelos de los elfos habían tomado forma generados inconscientemente por sus poderosas psiques, convirtiéndose en horrendas criaturas que atacaban en sueños a sus presas, allí donde jamás podrían defenderse.


Alarmados por la catástrofe que se cernía de nuevo sobre ellos, y viendo que su magia era inútil contra aquellos horrores oníricos, los elfos solicitaron ayuda al consejo de Leuden.

Cuando el consejo de los siete hechiceros comprendió la magnitud del adversario, buscó con ansia el poder para desterrar a aquel horror sin nombre que asaltaba las mentes de los elfos.
En una tumba olvidada en los pantanos de Deluria, un grupo de hechiceros encontró un oscuro y antiguo tomo arcano, éste desvelaba los secretos para moverse entre planos de existencia. Ya poseían el arma para encontrar la guarida de las criaturas, ahora sólo quedaba batallar contra aquellos horrores.
Armados con poderosos conjuros ofensivos, magos humanos y elfos se adentraron en el delirante plano que albergaba a las némesis de los elfos. La contienda fue titánica, desatando poderes telúricos que diezmaron las filas de uno y otro bando. Incapaces de contener aquellas criaturas salidas de las más oscuras pesadillas, los hechiceros optaron por sellar la salida del plano para poder así contenerlas.
A pesar de las numerosas bajas, la amenaza había sido contenida, pero, quien sabía cuanto tardarían en encontrar aquellas criaturas una fisura en la poderosa barrera mágica. Así se creó un cuerpo conjunto de “buscadores” de los Kahúre, nombre que habían recibido las criaturas por parte de los hechiceros humanos. 

  "Paranoias élficas, vaya movida..."

Se dice que tras este incidente, no conocido por muchos, los elfos se tornaron mucho más afables, rompiendo algunas de sus antiguas costumbres en aras de una convivencia más sosegada. Los elfos comenzaron incluso a hacer de prestamistas a los humanos. Notables son las transacciones que celebran los elfos con las tribus itinerantes de licadeudos, ya que de ellos obtienen muchas de las materias primas. Las relaciones entre ambos pueblos, el licadeudo y el elfo se han ido estrechando conforme ambas razas han comprendido lo afines que pueden llegar a ser, y por lo general, muchos licadeudos pasan largas estancias en los hogares elfos como si de familiares se tratase.Por lo general, algunos de estos licadeudos se asientan en la zona, y comienzan a trabajar para el elfo que les recibió, a menudo como escoltas o informadores.

Asentados ya en el Condado de Crune, los elfos se han consolidado como una etnia a tener en cuenta, que sin duda tendrá mucho que decir en el cercano porvenir del Condado.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Me encantan los elfos semitas.------Elodhir------

Anónimo dijo...

Waaa, menuda pedazo de ambientación. Sólo de pensar en esos bichos se me ponen los pelos de punta xD. Tengo ganas de que empiece la partida, porque tiene una pinta increíble. Lo de los horrores oníricos me ha encantado, y lo de los baños mixtos...¡ni te digo! xD A ver que relaciones establecemos en el rol con estos puntiagudos orejiles...Tiene pinta de ser chungo ._.

Saludos de Qaeron!

Anónimo dijo...

Cuanto clavo suelto...tendre que clavarlos de nuevo...mira si tienen orejitas. Que monos.



Que ganas joder XD

Kelbo.-

River dijo...

Hola

A cada post de trasfondo parece más interesante la ambientación. Tanto las criaturas de los sueños (pesadillas XDDD), como los baños (cada uno por sus motivos), me han parecido perfectos inicios de aventura.
Nunca te fies de un elfo ò.ó

Espero con ganas tu próximo post de trasfondo n_n

Te leo.
Un fuerte abrazo, y muchas gracias por tus comentarios en el aposento n_n

Hasta pronto.

Midas dijo...

¡Ey!¡Gracias a todos por pasar por la choza!La verdad es que estos elfos nacieron en un momento de inspiración súbita, pero me están gustando, ya se me van ocurriendo más cosillas para ellos. Me alegro sinceramente que os vayan gustando las piezas de trasfondo, hay mucho más bajo la superficie, y poco a poco, os lo iré desgranando.

¡Un abrazo a todos!

Symmetry dijo...

Elfos, elfos, elfos...

Los odio con todo mi alma y mi ser. ¡Y los odiaré! En el blog FIONNADAS enlazado en el mio vienen muchas buenas razones.

Bruendar dijo...

Midas, es un trabajo impresionante!
La historia de los magos humanos y elfos entrando en otro plano a combatir con los seres de pesadilla me ha parecido épico!

Solo tengo una pregunta:
Se puede jugar a tu partida por correo? ;D

Enhorabuena!!!

Midas dijo...

¡Saludos Symmetry y Bruendar!Me alegro gratamente de teneros por aquí.

Symmetry: Yo también les tengo muchísima ojeriza a los elfos, y viene de lejos, así que la clave es meterlos en el escenario, pero que sufran, así disfrutas y creas una historia distinta, al final el hecho de que no sean mi raza preferida crea una manera de concebir a los elfos poco usual.jeje.

¡¡¡Bruendar!!!!Mil gracias por los halagos, así merece la pena ir escribiendo cosillas.jeje. Irán apareciendo más retazos de la partida hasta que la acabe de montar. La historia de los elfos es sólo una parte de la historia, espero que el resto de ideas que vayan saliendo estén a la altura.
Y en cuanto a la partida por correo, no estoy muy versado en esas lides, pero si me lanzo, serás el primero en saberlo.

¡Un fortísimo abrazo para los dos!

Aras Tremandur dijo...

Gracias a un comentario de Midas he encontrado este texto de ambientación de Crune. Me ha quedado claro que es un condado humano y que los Elfos llegaron huyendo.
Me ha parecido muy interesante el enfoque de los elfos y la Perdición que les persigue... me ha recordado el trasfondo de los Eldar en Warhammer 40.000.

No se si hay más entradas de ambientación, pero me ha parecido atrayente.

Un saludo

Midas dijo...

¡A las buenas Tremandur!Me alegra muchísimo que hayas encontrado la lectura de tu agrado, la verdad es que estos elfos nacieron de chispazo de inspiración, y pese a que beben de fuentes reconocibles de trasfondo(Bien podrían entroncar con la historia Eldar como comentas, aunque ni cuenta me dí.jeje.), para una partida de andar por casa la verdad es que son una pieza de historia que brinda color al asunto.

En cuanto a si hay más entradas, un par más quedan en la colección: Preparando el Condado de Crune y Leuden, la ciudadela del Hechicero, ambos en la etiqueta de "Proyectos roleros", que pese a que no dejan de ser esbozos del pedazo de meollo que se gestó en la partida, sí que son bastante clarificadores.jeje. Espero que de igualmente sean de tu agrado y que el proyecto Crune te guste tanto como lo disfrutamos nosotros!

¡Un saludo y mil gracias artista!